5 recomendaciones imprescindibles para tener resultados en tu negocio o profesión

¿Te has preguntado alguna vez por qué algunas personas consiguen resultados y otras no, aunque parezca que hacen lo mismo? Yo lo hago continuamente y la cuestión es que aunque “parece” que hacen lo mismo, seguramente no es así. Entonces, ¿qué marca la diferencia?EquilibrioYo le he estado dando vueltas a qué hago yo en mi negocio para tener resultados y estas son las cosas que considero que son sido imprescindibles para tener resultados tanto en tu negocio como en tu profesión:

1. Hacer lo que tienes que hacer

Me escriben muchas personas diciéndome que no hacen algo porque “es que no estoy motivada, es que no me apetece, es que estoy cansada” y un largo etc. Cada uno tiene sus circunstancias y prioridades, pero una cosa está clara, si quieres que tu negocio (o tu profesión) salga adelante tienes que hacer, no solo pensar o planear, HACER . Como escuché una vez decir a Juanjo Azcárate: “Ni miedo, ni pereza, ni vergüenza”.

Solo hay una excepción, cuando realmente no quieres hacer algo porque no concuerda con tus valores, por ejemplo, eso es otra cosa. Pero como siempre les digo a mis clientas de coaching, si te da vergüenza/miedo/pereza, te aguantas.

Hacer en vez de pensar y planificar marca la diferencia. Y sí, todos somos humanos y podemos flaquear algunas veces, no pasa nada, se acepta y se sigue adelante.

2. No hacer las cosas al azar.

Que hagas lo que tienes que hacer no significa que hagas cualquier cosa. Mis clientas saben que yo siempre hablo de seguir una estrategia para todo. Nada de levantarte y decir “a ver qué hago hoy”, así lo único que consigues es perder el tiempo. Siempre tienes que tener claro cuál es tu siguiente paso y esto sirve tanto para negocios como para tu carrera. Aquí es donde entra en juego la planificación, saber en cada momento donde estás y dónde quieres llegar, para poder decidir qué movimiento es el más práctico en este momento.

Esto es especialmente importante porque estamos desbordados de información y si no tienes claro qué tienes que hacer, acabarás perdida, ocupada con mil cosas pero sin hacer nada de verdad relevante o que saque adelante tu negocio.

3. Mejorar.

Personalmente, yo siempre estoy experimentado y probando como mejorar mis resultados, continuamente aprendiendo cosas útiles para mi negocio, no me quedo estancada ni aunque me vaya bien. Cuando tienes una estrategia y sabes donde estás también sabes qué puedes mejorar y te centras en eso. Por supuesto hay etapas de menor actividad donde en vez de remar dejas que te lleve la corriente, por así decirlo, pero solo para tomar un respiro.

También puede suceder que estés completamente satisfecha como estás y no quieras crecer o cambiar nada, entonces perfecto sigues haciendo lo que funciona mientras te vaya bien. Eso dependerá de tus objetivos y del tipo de negocio que quieras. No tienes por qué hacer lo que los demás están haciendo, puedes quedarte como estás o puedes ir a por más, es tu decisión, lo importante es que estés contenta con lo que haces.

4. Divertirte.

Yo disfruto mucho con lo que hago en mi negocio, desde hablar con mis clientas, hasta escribir artículos, o aprender como aumentar porcentajes de conversión o a vender mejor. Me encanta. Por supuesto, no todo me gusta, siempre hay alguna parte que te gusta menos y es normal, que nadie piense que te tiene que gustar absolutamente todo, eso no es real.

Para mi es imprescindible disfrutar con lo que hago, no tiene por qué ser cierto para ti también, quizá para ti el trabajo es simplemente un medio para conseguir otras cosas y está bien. En mi caso disfrutar hace que no me canse, que persista y, cómo no, cuando te gusta lo que haces, los demás también lo notan. No es lo mismo.

No sólo eso sino que también es importante divertirte en tu tiempo libre porque, por un lado, quién sabe, puede ser una nueva fuente de ingresos en un futuro. Como cuando me apunté al curso de coaching simplemente porque me gustaba, por ejemplo, y mira donde estoy.

Además, cuando cuidas tu desarrollo personal y disfrutas, también se nota en la parte profesional.

5. Invertir

En mi opinión es fundamental invertir para aprender a hacer las cosas bien. Intentar hacerlo todo tu sola para ahorrarte dinero no funciona y cuanto antes lo aceptes, antes prosperarás. Mucha gente quiere tenerlo todo sin invertir nada, lo siento pero no funciona así. En primer lugar si tu no inviertes en nada por qué alguien va a invertir en ti. No seas el tipo de cliente que no quieres para ti…

Para mi negocio, invertir en programas y mentores ha supuesto un antes y un después en todos los aspectos, motivación, energía, resultados e ingresos. Poco más hay que decir. Empieza con lo que puedas y ya sabes, si tienes un negocio no te queda otra, es parte del juego.

Estos son mis cinco imprescindibles, y tu ¿qué estás haciendo para salir adelante? Cuéntame en los comentarios qué consideras tu imprescindible o con cual de mis puntos te identificas más.

Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Mis/tus 4 pasos básicos para conseguir clientes

Una de las mayores preocupaciones de cualquier autónomo o profesional de servicios es, obviamente, conseguir clientes. Ya que por muy formado que estés, muy bonita que sea tu web o grande tu despacho, si no tienes clientes que te paguen no tienes un negocio, tienes una afición cara. Y fíjate que al decir clientes puntualizo añadiendo “que te paguen”. Porque muchas veces cuando hablo con clientes potenciales o con lectoras y les pregunto si tienen clientes, muchas dicen que sí pero gratis o intercambiando sesiones.

Es bueno empezar a practicar cuanto antes, pero si quieres vivir de tu profesión gratis no vas a llegar muy lejos, así que ten claro que esas personas no son clientes hasta que no te paguen.

workerspequeñaUna vez aclarado ese punto, volvemos entonces a qué puedes hacer para conseguir más clientes. Como siempre la respuesta depende de si acabas de empezar o si ya llevas un tiempo en marcha y tienes al menos algunos clientes, y la rapidez depende de esos dos mismos factores y de lo comprometida y activa que seas tu. Te explico entonces los que para mi son los 4 pasos básicos que necesitas para empezar a conseguir clientes:

1. Saber explicar bien lo que haces.

Esto que parece obvio no lo es y es en lo que fallan muchos profesionales. Si una persona no tiene claro lo que haces no querrá contratarte, o ni siquiera se lo planteará porque no será consciente de que tu puedes ayudarle. Y no solo eso, sino que ni tus conocidos te podrán recomendar porque no sabrán cómo explicar lo que haces.

Así que el primer paso es tomarte tu tiempo para explicar con pelos y señales, de forma CLARA y concisa qué haces. Y no me refiero a “soy coach“, “soy nutricionista” o lo que sea, porque eso dará lugar a un simple “ah, vale”, sino exactamente a quién ayudas y cómo.

2. Publicidad, publicidad y más publicidad.

La palabra odiada por muchos (junto con marketing), pero una vez eres capaz de expresar bien qué haces es imprescindible que te des a conocer. De hecho, eso es la publicidad, darte a conocer, ni más ni menos. Y de forma activa, nada de creo una web y me siento a esperar porque llegarán clientes ahora mismo, o abro una cuenta en Facebook o me hago tarjetas de visitas y ya está.

La publicidad es todo un mundo y hay muchos tipos distintos, tienes que tener en cuenta cuál es la más efectiva para ti según tu tipo de negocio, nicho, etc. Porque no tiene sentido que hagas cosas por hacer, siempre hay que tener una visión estratégica y para eso tienes que tener muy claras las bases de tu negocio: qué haces, a quién te diriges, qué ofreces, cómo, etc, para poder determinar qué tipo de publicidad emplear.

La cuestión es que si no tienes clientes, el número uno donde enfocarte es en la publicidad, en darte a conocer; esa tendría que ser tu prioridad (siempre y cuando tengas claro lo que haces y todos los detalles de tu negocio). Y te puedes dar a conocer de muchas formas: charlas, eventos de networking, hablando con conocidos y amigos para sepan qué haces, escribiendo un blog, y claro también puedes optar por la publicidad pagada (pero te recomiendo que empieces por las opciones gratuitas que son muchas y que la pagada la uses de manera estratégica cuando tengas muy claro lo que buscas obtener y dónde hacerlo.)

3. Tener lo que ellos buscan.

Otro imprescindible en un negocio, no vale con que te apasione lo que haces u ofreces. No vale con que tu tengas claro que se va a vender bien o que creas que es lo que tus clientes potenciales quieren. Tiene que ser lo que la gente busca, la solución a su problema. Si no, por muy bien que expliques lo que haces y por mucho que te conozcan no te contratará nadie.

Este también es uno de los fallos más comunes y lo sé por conversaciones con mis clientas que creen que saben lo que quieren sus clientes potenciales hasta que descubren que no, o no exactamente…

Es algo fundamental, averigua qué es lo que de verdad quieren esos clientes potenciales o perderás tiempo, dinero y motivación intentando vender algo que no quieren. Y no es porque tu no valgas, es que no has sabido dar con la verdadera necesidad de tu cliente.

4. Saber vender.

Otro gran tabú, las ventas. Algo que aterroriza a todos los que no nos hemos formado o movido en ese mundo y que es también imprescindible porque si no sabes vender lo que tienes, por muy bueno que sea, no tienes negocio. Es algo que genera mucha inseguridad, que está asociado con muchas creencias negativas y que hace que muchos profesionales, incluso siendo conocidos y expresando bien lo que hacen, no tengan suficientes ingresos.

¿Lo bueno? Que se puede aprender. Por tanto, otra de las cosas que te recomiendo es que te dejes de excusas y creencias limitantes y leas y te formes sobre cómo vender, porque si no, no llegarás muy lejos. Este tema también es un mundo y tienes que tener claro tu tipo de negocio para aprender qué es lo que funcionará mejor para ti .

Una vez que tengas estos cuatro puntos claros tendrás lo básico en marcha para empezar a conseguir clientes. Como mencioné al principio, todo depende de tu negocio, tu forma de ser, etc. No te recomiendo hacerlo todo a la vez sino pensar en qué momento estás tu ahora y en cuál de estos puntos te tienes que centrar, profundiza en ese punto y pasa al siguiente. No intentes hacerlo todo a la vez porque te volverás loca.

Muchas gracias, Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

10 Consejos para estar siempre con Actitud Positiva

En nuestro día a día siempre nos enfrentamos a diferentes problemas y adversidades que afectan nuestro estado de ánimo y pueden hacernos “tener un mal día”.

Según el principio 90/10, solo un 10% de las cosas que suceden en nuestra vidas está fuera de nuestro control, el restante 90% depende de la manera en que reaccionemos ante lo inevitable, y la manera correcta de reaccionar es siempre con optimismo y Actitud Positiva, de esta manera los problemas y adversidades no serán más que catalizadores hacía el éxito.

Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo”De nada sirve quejarnos y complicar más una mala situación, lo mejor es aprender a ver las cosas de manera positiva y pensando siempre en soluciones y no en problemas. Bien, aquí están los consejos, toma nota!

1. Ponte a trabajar y dejate de cuentos.

2. Actua en comunión con tu entorno y los que te rodean.

3. Práctica diariamente y conseguiras resultados.

4. De toda situación intenta sacar la parte positiva.

5. Vive el presente, ni te ancles en el pasado, ni esperes a mañana.

6. Concentra tu esfuerzo en lo que quieres y deseas conseguir.

7. Lucha contra el pesimismo, la sonrisa llama el exito.

8. Sientete bien contigo y perdonate algunos fallos.

9. Se agradecido con todos.

10. Aprende a comunicar en positivo.

Muchas gracias, Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cinco tareas para todos los dias…

Recientemente estuve en una cena coloquio sobre un proyecto de emprendimiento con Mayuscula “Lanzadera”, donde piensan acompanar a un grupo selecto de emprendedores en sus comienzos como empresa, su modelo el de Juan Roig, cuando uno se sumerge con un poco de curiosidad en los entresijos de lo que proponen, descubre que sus propuestas no son tan en Mayusculas, sino mas bien evidencias que nos rodean en nuestro dia a dia cotidicano, y acabas concluyendo que no hay ninguna fórmula mágica que asegure el éxito, sino unas pocas dinamicas que con mucho esfuerzo y trabajo pueden acabar dando sus frutos.

Tareas diarias

En este sentido, quiero proponeros cinco tareas que, si se llevan a cabo cada día, pueden ayudar al menos a mejorar la situación de la empresa, estas tareas no son mias, las he recogido de un portal Emprenderes y pymes del diario digital el economista, que nos ayuda con sus articulos y propuestas a desarrolar nuestra idea de negocio.

1. No rendirse

La tenacidad es un elemento clave para mantener un proyecto a flote. La mitad de las empresas cierran antes de cumplir los tres años, y lo más probable es obtener algún fracaso. Pero no debe ser el fin.Cada error tiene una parte positiva, y es que deja un aprendizaje. Hay que tener en cuenta los fallos cometidos para no repetirlos.

2. No ser egoista

El egoismo no beneficia nunca al proyecto. Hay que tratar de aceptar todos los comentarios y críticas constructivas que hagan otras persoas. Ser humilde y ser capaz de reconocer los errores es básico para crecer, y hay que ser consciente de que hay muchas empresas que pueden llegar a ser mejor que la suya. Lo importante es el proyecto, no la persona.

3. Vigilar a la competencia

Hay que estar pendiente de lo que hacen los rivales comerciales. Lo mejor para conocer un sector es ver lo que hace cada empresa que se dedica a ello. No se debe infravalorar a los rivales. Y nunca debe descartarse la posibilidad de que el que hoy es rival mañana sea aliado.

4. Atender a los clientes

El público suele tener razón. Si algo funciona mal, te lo harán saber. Hay que tomar nota de los comentarios de los consumidores, recopilarlos y estudiarlos, para detectar elementos que pueden ser cambiados o mejorados.

5. Aceptar los consejos

No solo hay que escuchar a los clientes, sino a todos los que puedan dar un consejo de buen grado. En ocasiones los emprendedores no hacen caso de apreciaciones de posibles inversores, sin tener en cuenta que estos son gente con experiencia, de la que se puede aprender, y que puede ayudar a desarrollar y hacer crecer el proyecto. Hay que tener en cuenta todas las consideraciones, vengan de donde vengan.

Ya me contais que os parecen…

Muchas gracias, Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

7 Pensamientos tóxicos que tienes que eliminar para pasar página de una vez.

¿Hasta qué punto afectan los pensamientos negativos a tus resultados? A estas alturas ya sabes de sobra que tus creencias y pensamientos influyen en tu actitud y, por tanto, en tus resultados y satisfacción.

Como menciona Suzanne Evans en el libro “The way you do anything is the way you do everything“, uno se cree especial (y no en un sentido positivo, precisamente) por los problemas que tiene. ¿Te suena? El pensar que tu no puedes lograr algo porque te pasa X.

La cuestión es que en ese aspecto todos somos especiales, porque absolutamente todos tenemos problemas de algún tipo. Lo que marca la diferencia no es que que tengas un problema o no, sino cómo reaccionas ante él.

Pensamientos tóxicos

Respecto a eso el otro día leí en el blog Lifehackerun resumen de cierto tipo de pensamientos tóxicos que sólo te perjudican y con los que estoy totalmente de acuerdo. Aquí tienes mis reflexiones sobre algunos:

1. Pensar que eres una víctima.

Es decir, quejarte por todo y echarle la culpa a los demás o a las circunstancias. Puede que no te guste lo que te está pasando, pero culpar a los demás no va a solucionar nada. Es hora de hacerte responsable de tu vida y de tus decisiones, y de poner manos a la obra para hacer los cambios que de verdad quieres. Y no, no es fácil. Ni para ti ni para nadie.

2. Pensar que puedes cambiar a otras personas.

En esto caemos todos en algún momento u otro y por distintas razones, pero es frustrante e inútil. Tu puedes ayudar a cambiar a alguien que esté dispuesto a hacerlo, pero quien no quiere cambiar o ni siquiera es consciente de que puede hacerlo no va a hacerlo por más que tu te empeñes. Es difícil de a asumir pero hay que aceptar a las personas exactamente como son y ayudarlas en lo que te pidan o servirles de inspiración cambiando tu para que encuentren esa motivación.

Si no te ves capaz de aceptar a una persona como es quizá tengas que replantearte la relación o cambiar tu a ver qué sucede…

Nada fácil tampoco.

3. Resistirte a la realidad.

Este punto me gusta especialmente y te puede cambiar la vida. Hay muchas cosas que puedes cambiar: puedes cambiar de trabajo, mejorar tu aspecto físico, aprender algo nuevo, etc. Pero también hay cosas que no puedes cambiar (entre ellas a ciertas personas como menciono en el punto anterior): no puedes cambiar que tu jefe no sea como tu quieras, no puedes cambiar que vaya a llover, o tener que pagar la hipoteca o impuestos…

Hay muchas cosas que tu directamente no puedes cambiar, pero puedes aceptarlas en vez de resistirte y eso hará que estés más relajada y que puedas tomar mejores decisiones al respecto.

Muchas personas me escriben quejándose porque su jefe es de tal o cual manera, o sus compañeros de trabajo, o sus condiciones de vida o trabajo; e incluso afirman que saben que la situación no va a cambiar. Resistirse a algo es muy frustrante y te puede hacer muy infeliz. Tienes dos opciones: aceptarlo y seguir adelante o cambiar (tu o tus circunstancias).

Y no, no es fácil, pero merece la pena aprender e intentarlo porque el efecto en tu salud física y mental se nota.

4. Pensar que las cosas son siempre mejores o más fáciles o… para los demás.

Esto también es muy típico. Es que tu has tenido mucha suerte, es que como fulanito es más atractivo, es que ese lo tiene más fácil porque tiene más dinero, es que…

Las personas que han conseguido lo que quieren no lo han tenido fácil. Todo cuesta y da igual que seas más rico, más guapa, más delgada, morena, rusa, madre o soltera. Cada situación tiene sus pros y sus contras, unas cosas te resultarán más fáciles y otras más difíciles. Una persona alta quizá llegue mejor a la canasta pero tenga problemas para comprarse un coche. Una persona guapa quizá consiga antes un trabajo (no tengo ni idea, que conste) pero luego la subestimen porque es demasiado guapa.

Cada uno tiene sus problemas y sus circunstancias y, en general, el que llega alto es porque ha trabajado mucho, ha tomado decisiones, se ha arriesgado y no se ha quedado de brazos cruzados. Por eso encuentras gente de todo tipo con éxito (incluyendo muchas que seguro que lo han tenido bastante más difícil que tu. Y no lo digo para hacerte sentir mal sino para que veas la realidad y te quites la máscara de víctima cuanto antes.)

Así que no te engañes, deja de pensar en lo “fácil” que lo tienen los demás y si de verdad quieres algo ponte manos a la obra.

5. Preocuparte por lo que piensan otras personas.

Sinceramente yo pienso que esto es inevitable, al menos en cierta medida. Somos humanos, tenemos nuestro corazoncito y en general queremos gustar, así es la vida. Pero una cosas es aceptar que te preocupe y otra muy distinta dejar que limite tu vida. Yo, por ejemplo, siempre o casi siempre hago lo que quiero, ¿quiere eso decir que no me preocupa lo que piensen los demás? A veces sí y a veces no, depende de quien sea la persona, pero lo que está claro es que esa preocupación o necesidad de aprobación no me va a detener. La acepto y sigo adelante. Y tu puedes hacer lo mismo.

Y no, no es fácil aceptarlo, se consigue poco a poco hasta que un día te das cuenta de que ya no te afecta tanto.

6.  Pensar que solo hay una cosa buena o correcta y el resto ya no lo son.

Esto es algo que poca gente se ha parado a pensar, es como el tema de encontrar tu vocación. Parece que o tienes clarísima tu profesión ideal o vas a ser infeliz el resto de tu vida. Y solo hay una opción válida, buena, correcta, el resto no te conviene o no merece la pena.

Este tipo de pensamiento es la causa de la infelicidad de muchas personas pero, ¿sabes qué? La realidad es que puedes ser feliz de distintas maneras y que hay muchas opciones perfectamente válidas para ti. Pensar que solo hay una cosa es estresante y descorazonador, entras en la angustia de “la vida pasa y no he encontrado ESO que me hará feliz de aquí al resto de mis días”. Bueno, pues “reality check” como dicen en inglés. Puedes ser feliz con distintas opciones y puede que lo que te ha hecho feliz hasta ahora no lo haga en un futuro.

Y no pasa nada, es normal, ley de vida. Es cuestión de averiguar qué opciones tienes y elegir la que mejor se ajuste a tus circunstancias, prioridades y valores actuales. Tardarás más o menos, puede que necesites ayuda para encontrar tus opciones; pero lo que quiero que tengas claro es que no hay UNA SOLA COSA perfecta, hay opciones y tu eliges.

7. Pensar que tu pasado determina tu futuro.

Que hayas cometido un error en el pasado no quier decir que tu vida se haya acabado para siempre y que no puedas hacer las cosas de otra forma. El pasado, pasado está y siempre tienes la oportunidad y el derecho de empezar de nuevo. La tuviste ayer, la tienes hoy y la tendrás mañana. Como casi todo en esta vida, es tu elección…

En resumen, está claro que no somos robots, que tenemos altibajos y que ciertas circunstancias o personas pueden desencadenar especialmente este tipo de pensamientos, y está bien. La cuestión es ir dándote cuenta para poder cambiarlos poco a poco. Porque la realidad es que pueden afectar mucho a lo que consigues en la vida, a tu felicidad y cualquier cosa que puedas hacer para sentirte realizada y más satisfecha siempre vale la pena, ¿o no?

Muchas gracias, Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Qué hacer cuando no sabes qué es lo que no funciona

Una de las razones por las que a veces no consigues tus objetivos no es que no estés lista para cambiar, o que te de miedo y estés paralizada, sino que no sabes qué es lo que no funciona.

solucionar problemasHace poco me escribió una persona diciéndome que su problema era que no sabía qué era lo no funcionaba en su vida y no tenía nada claro, por supuesto, qué hacer al respecto. Quizá le estés dando vueltas y vueltas y sigas sin saber por qué eres infeliz o por qué no tienes los resultados que quieres. O quizá no te lo habías planteado hasta ahora porque estás tan ocupada que ni tiempo tienes.

La cuestión es, como bien sabes, que si no sabes qué hay que cambiar o qué es lo que falla, no podrás arreglarlo. ¿Qué puedes hacer entonces para determinar lo que no funciona y ponerte manos a la obra? Esto es lo que yo siempre trabajo con mis clientas:

  1. Volver a los cimientos.

En mi opinión, tanto a nivel personal como profesional, tener clarísimos tus cimientos es clave. Es lo primero que trabajo con mis clientas, tanto a nivel profesional como cuando les ayudo a mejorar los resultados de su negocio; porque si no sabes qué es lo importante para ti a nivel personal, a nivel básico, no entenderás por qué no te sientes realizada o por qué te falta algo. Y porque a veces se nos olvida algo FUNDAMENTAL, que tu trabajo es parte de tu vida, no toda tu vida

La mayoría de las personas no se para a pensarlo, así que ahora es tan buen momento como otro. ¿Qué es importante para ti? ¿Cuáles son tus prioridades, tus valores, tus necesidades como persona? Una vez tengas esto claro te resultará más sencillo no sólo saber qué te falta, sino tomar decisiones, porque sabrás por qué las estás tomando. Por ejemplo:

  • Quizá te sientas estancada profesionalmente porque tu trabajo se ha convertido en algo rutinario para ti y eres una persona que necesita desafíos constantes (como me pasa a mi, por ejemplo).
  • Quizá la razón de tu agobio es que quieres dedicarle más tiempo a tu familia y en tu situación actual no puedes, y solo tendrás esto claro si eres consciente de que, al menos en este momento de tu vida, tu familia es la prioridad número uno para ti.
  • Quizá te sientas frustrada porque, al contrario del caso anterior, tu familia siempre ha sido tu prioridad y ahora, sin embargo, lo es tu carrera, porque ahora te toca a ti, como le pasaba a una de mis clientas.
  • Quizá estés agobiada porque sí, tu negocio va bien, pero no tienes tiempo para casi nada más y una de tus necesidades es cuidarte y descansar o dedicarte más al desarrollo personal.

Una vez tengas claro qué es importante para ti como persona, podemos pasar a la segunda parte: tu profesión o negocio.

  1. Analizar tu “perfil” profesional.

Igual que en el caso anterior tienes que tener claro qué quieres a nivel profesional. A veces el fallo es que no te has dado tiempo para sentarte a pensarlo y, otras veces, por muchas vueltas que le das, solo tienes un batiburrillo de ideas en la cabeza (entonces es cuando buscar ayuda te vendría bien).

¿Qué es importante para ti a nivel profesional? Ganar dinero, tener desafíos, ganarte el respeto de otros profesionales o compañeros. Da igual lo que sea, pero tienes que saberlo para poder actuar en consecuencia.

Estos dos pasos a veces son sencillos y a veces no, pero la información que te dan sobre lo que de verdad necesitas no tiene precio y, además, una vez que te has aclarado puedes pasar al tercer punto.

  1. Lluvia de ideas y decisión.

En este paso te habrán surgido un montón de posibilidades, ideas y explicaciones y es momento de pararte a analizarlas y decidir a cuál le vas a dar una oportunidad, qué es lo que vas a cambiar, a empezar, a eliminar, etc, para después ponerte en marcha y conseguir lo que de verdad quieres (al menos en este momento): un nuevo trabajo, un ascenso, un cambio radical, más clientes, otra forma de trabajar, etc.

Así que aquí lo tienes los tres pasos que necesitas para averiguar qué te falta, que es lo que no funciona. ¿Cuál de ellos necesitas tu ahora mismo? Cuéntamelo abajo en la sección de comentarios y, ya sabes, a ponerte en marcha.

Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Einstein… jo que tio mas positivo

Os transcribo un correo que un gran amigo me envio recientemente.

“Hola, he visto en tu perfil que mencionas a Einstein:

Albert Einstein
“Einsten dijo que los tiempos de crisis son momentos para aprovechar el tiempo y renovarnos… no creo que sea un mal consejo.”  En síntesis y esencia es cierto.

Imagino que lo conocerás pero, Einstein era un genio y como tal no dice las cosas de forma tan simple.

En concreto Einstein conoció dos guerras mundiales (el mundo exterior), el fin de la física clásica (su mundo interior) como la conocemos (relatividad, cuántica, cosmología), las bombas atómicas, el fin de su pueblo en manos de un dictador (su esencia cultural) y por tanto la crisis no le era ajena del todo.

Su puntilla a la crisis (algo más larga) es la siguiente:
—————————————————————————
+ No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo.

+ La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos.

+ La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura.

+ Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar ‘superado’.

+ Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

+ La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.

+ El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones.

+ Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.

+ Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.

+ Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo.

+ En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es, la tragedia de no querer luchar por superarla.”

Y yo solo puedo añadir…

Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Estate alerta, el fracaso acecha.

Mucho se habla de emprendores de éxito y bien poco de emprendores que han fracasado. Todos sabemos que de los errores de nuestra vida es cuando más aprendemos y mejor afrontamos el futuro.

Nos enseñan a hacer el Plan de Empresa, el Estudio del Mercado, el Plan de Marketing, o el Plan Financiero y mil cosas más, pero casi nadie nos habla de los Fracasos de los Emprendedores, y desgraciadamente muchísimos proyectos de emprendores no superan los tres años de vida.

El peligro acecha.Deberíamos aprender de la experiencia de fracaso de los demás, alguien nos debería advertir de los Factores de Fracaso, para no caer en ellos.

En este articulo voy a tratar de explicarte, cuales son los  principales  errores que llevan al Fracaso un Proyecto Emprendedor, así nunca podrás decir que no te lo advirtieron.

1- No pasar a la acción

Este es el peor error que puede tener un Emprendedor , tener una buena idea, y no pasar a la acción de hacerla realidad, o pasar a la acción demasiado tarde, y dejar pasar el momento idóneo. A veces es por miedo, otras por comodidad. Retrasar la acción de Emprender cuando uno ve esa lucecita en su interior es letal. Pasar a la acción es comprometerse con tu idea y tomar una decisión que en su inicio es incierta, Atrevete ! porqué una vez te has lanzado a la piscina, solo te quedar nadar ! Y salir adelante !

2- Emprender sin ilusión y motivación

Da igual por que camino has llegado a emprender si por vocación o por necesidad, lo que es seguro es que vas a fracasar si no pones ilusión y motivación en tu idea, sin esa energía no moverás tu barco de puerto, ni tendrás la dedicación mínima que todo proyecto necesita.

3- No estar dispuesto a cambiar tu vida

Ser emprendedor es un cambio importante en nuestra vida, hay que soportar sacrificios, ser luchador, dedicar muchas horas de trabajo, manejar bien la incertidumbre del futuro, si no estas dispuesto a asumir este cambio en tu estilo de vida, o crees que no tienes el carácter para ello, sin duda tu proyecto fracasara.

4- No reflexionar suficiente

Para Emprender con éxito debes de reflexionar en profundidad, un Plan de Empresa, no es más que un instrumento que te ayuda a hacer esa reflexión en profundidad, saber donde quieres ir, y que ruta tomar para llegar a tu destino. Difícilmente el Plan de Empresa se cumplirá tal y cómo lo has escrito y tener una excelente idea no es suficiente para alcanzar el éxito. Reflexiona constantemente con la realidad que día a día vas encontrandote, buscate alguien con experiencia que te ayude y adapta tu proyecto a la realidad, se reflexivo y flexible.

4- Creer que yo solo puedo

Querer hacer todas las tareas que un emprendedor o empresa necesita por ahorrase un coste mínimo, es otro grave error, un emprendedor ha de dedicarse en cuerpo y alma a lo que si sabe hacer y delegar el resto de tareas (fiscales, contables, gestión laboral, informáticas, …etc las que sean) a profesionales con conocimientos y experiencia , si no se dispone de capital suficiente se buscan servicios de bajo coste, pero querer hacer lo que uno no sabe solo comporta gastar tiempo y dinero, y encontrarse en el futuro problemas y gastos innecesarios que se hubieran podido evitar poniéndose en manos de buenos profesionales.

5- Elegir mal los compañeros de viaje

Se comenta muy poco pero una de las principales causa de fracaso de los proyectos emprendedores es el conflicto entre el emprendedor y sus compañeros de viaje, los socios o los colaboradores.

Si no necesitas un socio es mejor que emprendas solo, además debes elegir a socios que puedan complementar tus conocimientos y que estén dispuestos, cómo tu a darlo todo para que la idea funcione, si no es así el conflicto tarde o temprano aparecerá. No solo la aportación económica es suficiente si se va a partes iguales pero no se aporta lo mismo en esfuerzo y trabajo el conflicto esta asegurado. Si solo buscas financiación es mejor encontrarla sin la necesidad de cargar con socios que a la larga te van a generar un problema de perdida de confianza y comunicación y por su actitud.

6- No saber crecer

Si tu idea funciona llegara el momento de crecer, de pasar de Emprendedor (creativo) a Empresario (gestor y mantenedor del negocio). Si no te ves como un empresario gestor, tienes dos opciones o vendes tu negocio y otro lo sigue , o te rodeas de un buen equipo de profesionales expertos.

Puedes empezar teniendo esos profesionales como consultores externos y que no supongan una carga laboral para tu empresa. Pero el momento del crecimiento es otro de los factores de fracaso de los emprendedores, porque es verdad a veces se puede morir de éxito si este no se sabe manejar.

7- No vender

Las ventas son la gasolina que alimenta tu empresa, sin ventas el proyecto fracasa, no es viable, la función comercial es importante y vital en todo negocio, entrar en sectores que se desconocen completamente o no te atraen , solo te comportará obtener beneficios no sostenibles. Y por lo tanto con el tiempo llevar al fracaso a tu proyecto emprendedor.

Igual que en la elaboración de nuestro Plan de Empresa aprendimos a identificar cuales serian nuestros Factores Clave de Éxito , es conveniente que también sepamos reflexionar sobre cuales son los Factores Clave de Fracaso , que nuestro proyecto Emprendedor puede encontrarse, conocerlos nos preparara para evitarlos.

Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Negocios y emprendimiento, un buen portal de referencia

Recientemente he entrado en contacto con el portal para emprendedores Negocios y emprendimiento y realmente me ha sorprendido la cantidad y calidad del material ofrecido. No dejaria pasar esta oportunidad de visitarlo.Negocios y emprendedores BLOGSeguidamente simplemente os remito una de sus entradas que considero de gran interes:

LISTA DE EBOOKS PARA EMPRENDEDORES:

  1. 5×2 motivos para emprender: ¿Necesitas razones para emprender? En este libro encontrarás al menos 10 razones para animarte a hacerlo.
  2. De la idea a la empresa: ¿Tienes una idea de negocios? Aquí encontrarás los pasos para convertir tu idea en una empresa.
  3. Manual básico para emprender: Un documento con recomendaciones y consejos de gran utilidad para todo aquel que esté pensando en iniciar su propio negocio.
  4. Errores más frecuentes al emprender: Aquí encontrarás los errores más comunes que suelen cometer los emprendedores y algunos consejos para evitarlos.
  5. El Arte de Crear Riqueza: Una interesante lectura que te presenta las diferentes formas de hacer negocios y te ayuda a seleccionar la adecuada para ti según tus capacidades.
  6. Herramientas de creatividad: La capacidad creativa es fundamental a la hora de emprender. En este ebook te presentan diversas herramienta para ser más creativo.
  7. Los cuatro números que todo emprendedor debe conocer de su empresa: En esta guía aprenderás cómo hacer el plan económico-financiero de tu empresa.
  8. Enciclopedia del emprendedor: Un compendio de nueve fasciculos donde encontrarás información para iniciar y gestionar tu propio negocio.
  9. Manual de Autoempleo: Si quieres desempeñarte como autónomo aquí encontrarás diferentes pasos, consejos y recomendaciones que te serán de gran ayuda.
  10. Trámites para ser autónomo paso a paso: Uno de los temas más importantes a la hora de ejercer una actividad económica por cuenta propia es realizar los tramites de formalización. En esta guía te presentan cada uno de los tramites necesarios para hacerte autónomo.
  11. 40 Ideas para hacer Crecer tu Pyme: ¿Quieres que tu pequeña empresa crezca y se convierta en una gran compañía? Aquí tienes al menos 40 ideas para expandir tu negocio.
  12. Manual de técnicas comerciales: Este manual expone las principales técnicas a poner en práctica en el área comercial de tu empresa o negocio.
  13. Manual para la elaboración de Planes de Negocios: ¿No sabes cómo elaborar tu plan de negocio? En este documento encontrarás una metodología práctica para elaborarlo.
  14. Diez pasos para crear una empresa: Un interesante libro que resume en 10 pasos el proceso de creación de empresas. Un muy buen documento para emprendedores.
  15. 18 Pasos para Desarrollar tu Negocio: Una guía completa que te guiará en el proceso de planeación, inicio y consolidación de tu negocio.

Muchas gracias, Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Que hacer, cuando lo que quieres, requiere un sacrificio…

Me han escrito muchas personas comentándome que quieren hacer algo con su vida, algo que les encanta, que les apetece mucho pero que tendrían que hacer un gran sacrificio para conseguirlo. Y le dan vueltas y vueltas a la cabeza para ver cómo salen de esa situación. ¿Te sientes identificada?

Si esa es tu situación, es importante que tengas esto en cuenta:

  1. Si fuera fácil, no estarías leyendo esto.

Ya lo dicho muchas veces, las cosas pueden ser relativamente sencillas de hacer, pero no son fáciles. Si no todo el mundo tendría lo que quieres.

  1. Todo requiere un sacrificio, mayor o menor, las cosas no son gratis.

Todo tiene un coste, la cuestión es si estás dispuesta a asumirlo o no. Esa es la verdadera pregunta, ¿estás dispuesta a conseguir lo que quieres cueste lo que cueste?

La respuesta depende solo de ti y no hay nada mejor o peor, todo depende de tus circunstancias y prioridades ahora mismo. Quizá sí sea el momento de dar el salto ya, o quizá todavía no. Tu decides, pero no pienses que los demás conseguimos las cosas sin sacrificios porque no es así.

A veces te sale una oportunidad de trabajo buenísima pero está muy lejos de tu familia.

A veces te surge una oportunidad en otro país pero tu pareja no quiere ir.

A veces te surge una oportunidad de negocio pero supondría reducir muchísimo tu calidad de vida durante un tiempo.

A veces quieres tener hijos pero tu carrera se resentiría en este momento.

Hay muchas situaciones distintas y solo tu puedes decidir y, al contrario de lo que puedas pensar, nos pasa a todos.

En cada una de estas situaciones hay que analizar lo que de verdad quieres y el coste, las consecuencias de la decisión. Y no es válido lo que me dicen muchos: ”Si supiera que lo que voy a hacer va a salir bien entonces lo haría.”

Hombre, claro, tu y todos. Pero eso no lo podemos saber de antemano, como ya he mencionado muchas veces. Hay que correr el riesgo. No puedes esperar hasta estar segura de que algo es seguro, valga la redundancia, porque estarás esperando indefinidamente. Hay momentos para correr riesgos y hay momentos para esperar. Y depende de ti, de tu carácter, de lo que quieres en la vida y, como dije antes, de tus prioridades. Probablemente no tomarías la misma decisión con 20 años y soltera, que con 37 y con dos hijos o que con 65 jubilada. Es normal.

¿Cómo decidirte entonces?

Analiza tu situación actual, tus opciones y lo que de verdad es importante para ti ahora mismo y elige. A veces puedes compaginar varias cosas, a veces no. Hay que elegir, así es la vida, ¿estás dispuesta a aceptar el sacrificio que conlleva lo que quieres? O quizá lo que quieres no lo quieres tanto…

Da igual, es tu vida y es tu decisión.

¿Qué me dices? Cuéntame en los comentarios a qué estás dispuesta para lograr tus metas.

Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario