Benditos errores, mi negocio en Internet

Os voy a contar, desde mi humilde aportación, y os puedo garantizar que de experto no tengo absolutamente nada, lo fácil y a la vez difícil que es crear una red social, sea cual sea el mercado al que perteneceis. En este caso os voy a hablar del mercado que conozco desde hace 2 años, entre otras cosas por ser emprendedor del sector, concretamente el Dating o Encuentros.

Como en mi caso, muchos emprendedores que no pertenecíamos para nada al mundo de Internet, en algún momento y por diferentes motivos decidimos apostar por este fascinante mundo online, concretamente mi formación profesional viene del mundo industrial, y en él me formé y creé mis empresas, pero como a muchos la maldita crisis nos enganchó por el camino y la necesidad de diversificar apareció como una obligación.

Tras varios sondeos y meditaciones decidí junto a otros socios emprender en la aventura de crear un portal de encuentros, desde cero, pero cuando digo desde cero es que es así, debido a un desconocimiento total de programación,  de diseño y un desconocimiento total incluso de redes sociales, pues a ninguna pertenecíamos. Eso nos llevó a tener que formarnos con mucha rapidez y dedicación, y durante alrededor de 15 meses fuimos gestando nuestro portal. Desde el primer momento teníamos claro que debíamos ser diferentes a la hora de ofrecer nuestro producto/servicio y optamos por darle un valor añadido a nuestro portal, éste era la creación de grupos afines internos y abiertos al exterior, sin necesariamente tener que participar como usuario en dating, todo esto fue una locura, mucho trabajo y muchos cambios constantemente.

Durante este periodo de 15 meses por el desierto, hoy por hoy la página existe y tenemos unos veinte mil usuarios activos, pues bien no hace mucho tiempo me topé con un amigo que me propuso si podía  asesorarle y dar mi punto de vista a la hora de crear una red social que tenía en su mente. Lo primero que le dije fue:

– ¿Estás dispuesto a equivocarte y cambiar “n” veces el proyecto?. Su respuesta me la guardo para mí  por respeto a él.

Acto seguido pasé a enumerarle todos los errores que mis socios y yo cometimos durante un largo periodo y que nos llevó incluso a casi tomar la decisión de desistir; aunque gracias a Dios decidimos llegar hasta el final.

Para muchos de vosotros os parecerán casi hasta obvios, pero para todos aquellos que se incorporan al mundo de Internet no lo son.

  1. Cualquier negocio que se monte en Internet requiere de una formación previa.
  2. Lo que hoy sirve, mañana puede ser que no.
  3. Estudia, aprende, copia y mejora a tu competencia.
  4. Estudios de mercado para nichos específicos hay muchos, a mi juicio pocos tienen valor y el mejor estudio es el que tu hagas.
  5. Desde el minuto cero entra en contacto con un  Social Media que oriente tu estrategia desde el inicio.
  6. Debes estar preparado para que tu público previsto no te acepte y para ello debes tener un plan B y C.
  7. Márcate un plazo para empezar a monetizar tu negocio, y para ello desde el inicio debes tener claro “como” vas a monetizar.
  8. Rodéate de un equipo que te supla tus carencias.
  9. Y sobre todo y para mí el más importante, pregunta mucho, pero mucho a usuarios de tu competencia.

Visto así que sencillo parece, pero os puedo garantizar que para quienes éramos novatos cometimos muchos errores, que hoy después de 2 años no volveremos a cometer. Espero.

Y para finalizar únicamente deciros que de los errores aprendimos, y en breve nuestro próximo proyecto no sufrirá de estos errores, pero seguro que de otros sí, cuando ocurra os los explicaré.

Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Benditos errores, mi negocio en Internet

  1. Raquel Blanco dijo:

    Muy buen resumen de que hay que hacer. Enhorabuena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *