Este año me he propuesto que sea diferente

Pasada la motivación inicial pienso echar mano de la perseverancia y de un plan de acción definido que me permitirá (por fin) alcanzar el estado deseado, lo que significará un nuevo comienzo para seguir mejorando.

¿Ya has abandonado los propósitos que te prometiste que llevarías a cabo este año? Te invito a que te lo replantees, aunque ya hayan pasado bastantes días desde que estrenamos el nuevo año. Para ello, ahí van unas pequeñas recomendaciones que seguro que te ayudan a retomar (y por fin, conseguir) tus metas:

1. Piensa qué quieres conseguir y por qué. No sólo basta con imaginar el estado ideal sino que debemos analizar por qué queremos llegar a él. Muchas veces no son nuestros propios deseos sino que nos vienen impuestos por otros, por la situación, y debemos saberlo. Puede que por este motivo abandonemos tan pronto, realmente no es algo que deseemos.

2. Establece objetivos reales, alcanzables, medibles y en un tiempo determinado.

3. Decide lo que sí quieres conseguir y comprométete. Todo cambio de hábitos va a suponer un esfuerzo que verás recompensado por la satisfacción de haberlo conseguido. Pero el camino es duro y debes estar realmente comprometido con el cambio que quieres introducir en tu vida. Introduce pequeñas recompensas que te ayudarán a seguir caminando.

4. No te castigues en exceso por pequeños errores y, sobre todo, ¡no abandones!

5. Busca apoyo en otros. Compartir nuestras intenciones nos ayuda a comprometernos más con ellas. Eso sí, huye de quienes están esperando que fracases, busca apoyos reales.

6. Establece tu estrategia. No basta con tener en la cabeza lo que quiero conseguir, plasmarlo en papel te ayudará.

7. Crea un plan de acción. Según la estrategia fijada, planifica acciones concretas que te ayuden a alcanzar tu meta. Haz algo cada día que te acerque a ella. Para ello pueden ayudarte muchas herramientas que tienes disponibles en la nube, te recomiendo empezar a planificar en tu Google Calendar pero lo que apuntes en este calendario, debes comprometerte a cumplirlo.

8. Ve incluyendo pequeños cambios. Si hay algunos hábitos que ves imposible introducir en tu vida, ve creando pequeños cambios para integrarlos de forma progresiva.

9. Revisa tus objetivos y actualízalos. Durante el proceso puede que tus objetivos cambien y que ya no quieras seguir avanzando hacia el mismo sitio, es el momento de revisar tu estrategia y variar el rumbo.

Recuerda que es tu estrategia y tus deseos. No te rindas y haz que este año sea distinto. ¡¡Alcanza tus objetivos!!

Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *