¿Tienes miedo a hablar en público? más claves para superarlo

¿Quién no se ha encontrado alguna vez en la difícil situación de tener que hablar en una boda, o en una presentación de un trabajo de fin de curso o incluso en la reunión de una asociación de vecinos? Situaciones cotidianas que en apariencia pueden parecer insignificantes y fáciles, pero que en realidad, son complicadas en aquellos que tienen dificultad para hablar en público.

Hablar en publico

Como ya os prometimos en el primer post, vamos a seguir dando algunas claves más para superar el miedo escénico a hablar en público:

6. Sé fuerte y constante. A partir de ahora vamos a pensar que todo se aprende y que con práctica y autoanálisis, podemos conseguirlo.

7. Dominar el tema a exponer. Para adquirir seguridad es importante preparar el tema. No demos confiar en : ya me saldrá o ya improvisaré. Si hemos ensayado y estudiado nuestra intervención, nos convertimos en expertos y por lo tanto estaremos mucho más seguros de nosotros mismos.

8. Preparar más material del que se necesite. Si hemos de hacer una presentación de diez minutos, por ejemplo, llevaremos material para treinta minutos. Añade información al power point.

9. Estúdiate las respuestas a posibles preguntas. Líderes corporativos y políticos utilizan esta estrategia sobre todo a la hora de reunirse con la prensa. Después de la conferencia, la rueda de prensa, la charla etc. se suele dejar un tiempo para el “turno de ruegos y preguntas”. Debes estar preparado para las cuestiones más complejas y/o polémicas.

10. Memorizar el principio de la presentación. En el inicio de nuestra exposición es donde se experimenta un mayor grado de ansiedad. Necesitamos una idea brillante para captar la atención de nuestra audiencia. Memorizarlo nos ayudará a relajarnos.

11. Céntrate en tu auditorio. No sólo debemos focalizar nuestra atención en nuestro aspecto físico o nuestras palabras. Si estamos pendientes de nosotros mismos el pánico y el nerviosismo aumentan. Recuerda que el público quiere sentirse partícipe, sentir que están formando parte.

12. Practica ejercicios de relajación. Son muy útiles. Respira de manera fuerte y pausada expulsando el aire lentamente. Haz ejercicios musculares: fruncir el ceño, cerrar puños, tensar piernas etc. y relaja poco a poco para disminuir el nivel de estrés.

13. Usa tus propios trucos. Ante síntomas de nerviosismo utilicemos técnicas para controlarlo. Por ejemplo, ¿dónde colocar las manos? Tenlas ocupadas con un bolígrafo, o rotulador o señala con el puntero. ¡Eso sí, pero no las metas en el bolsillo porque otorga sensación de inseguridad!

14. ¡Sé positivo! Retira de tus pensamientos frases como: no valgo para esto, no lo lograré, se van a reír de mi, no puedo…y cámbialos por: yo puedo, soy capaz, el público no es mi enemigo son personas como yo, lo haré bien…. Hará que te sientas mucho más capaz y seguro. No lo olvides.

¡Así que suerte y a por todas! Hablar en público es cuestión de práctica, práctica y más práctica. Nadie nació sabiendo ;)

Para concluir esta vivencia, os dejamos un enlace con una de las películas que con más acierto han abordado este tema:

El discurso del rey: bloqueo de Jorge VI:

Muchas gracias, Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *