Cinco tareas para todos los dias…

Recientemente estuve en una cena coloquio sobre un proyecto de emprendimiento con Mayuscula “Lanzadera”, donde piensan acompanar a un grupo selecto de emprendedores en sus comienzos como empresa, su modelo el de Juan Roig, cuando uno se sumerge con un poco de curiosidad en los entresijos de lo que proponen, descubre que sus propuestas no son tan en Mayusculas, sino mas bien evidencias que nos rodean en nuestro dia a dia cotidicano, y acabas concluyendo que no hay ninguna fórmula mágica que asegure el éxito, sino unas pocas dinamicas que con mucho esfuerzo y trabajo pueden acabar dando sus frutos.

Tareas diarias

En este sentido, quiero proponeros cinco tareas que, si se llevan a cabo cada día, pueden ayudar al menos a mejorar la situación de la empresa, estas tareas no son mias, las he recogido de un portal Emprenderes y pymes del diario digital el economista, que nos ayuda con sus articulos y propuestas a desarrolar nuestra idea de negocio.

1. No rendirse

La tenacidad es un elemento clave para mantener un proyecto a flote. La mitad de las empresas cierran antes de cumplir los tres años, y lo más probable es obtener algún fracaso. Pero no debe ser el fin.Cada error tiene una parte positiva, y es que deja un aprendizaje. Hay que tener en cuenta los fallos cometidos para no repetirlos.

2. No ser egoista

El egoismo no beneficia nunca al proyecto. Hay que tratar de aceptar todos los comentarios y críticas constructivas que hagan otras persoas. Ser humilde y ser capaz de reconocer los errores es básico para crecer, y hay que ser consciente de que hay muchas empresas que pueden llegar a ser mejor que la suya. Lo importante es el proyecto, no la persona.

3. Vigilar a la competencia

Hay que estar pendiente de lo que hacen los rivales comerciales. Lo mejor para conocer un sector es ver lo que hace cada empresa que se dedica a ello. No se debe infravalorar a los rivales. Y nunca debe descartarse la posibilidad de que el que hoy es rival mañana sea aliado.

4. Atender a los clientes

El público suele tener razón. Si algo funciona mal, te lo harán saber. Hay que tomar nota de los comentarios de los consumidores, recopilarlos y estudiarlos, para detectar elementos que pueden ser cambiados o mejorados.

5. Aceptar los consejos

No solo hay que escuchar a los clientes, sino a todos los que puedan dar un consejo de buen grado. En ocasiones los emprendedores no hacen caso de apreciaciones de posibles inversores, sin tener en cuenta que estos son gente con experiencia, de la que se puede aprender, y que puede ayudar a desarrollar y hacer crecer el proyecto. Hay que tener en cuenta todas las consideraciones, vengan de donde vengan.

Ya me contais que os parecen…

Muchas gracias, Un abrazo, buenas noches y que vuestros deseos se cumplan…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *